La UASB hacia la integración

“… es tiempo ya de que los intereses y las relaciones que unen entre sí a las repúblicas americanas, antes las colonias, tengan una base fundamental…” (Simón Bolívar)

El legado de Simón Bolívar para América se encuentra hoy plasmado en leyes, políticas, declaraciones y otras herramientas que muestran la visión extraordinaria de un hombre de letras y de acción del siglo XIX, cuyas ideas permanecen como metas para los países de este hemisferio.

Es ésta tradición hispánica de integración 7, que a partir de una omnipresente matriz cultural, reivindica la necesidad de generar un entorno sociopolítico favorable, que permita a los Estados desplegar capacidades para superar obstáculos y definir retos comunes que contribuyan de manera efectiva al bienestar de sus habitantes.

En este sentido, nuestra universidad está convencida que la integración regional debe partir del modelo comunitario que siempre estuvo presente en las culturas del continente y que debemos rescatar de nuestras más profundas raíces, teniendo la capacidad de adecuarlo a las necesidades y contextos actuales.

Dicha integración debe ser entendida desde una perspectiva multidimensional8 y clara de objetivos de paz, entendimiento, cooperación mutua, desarrollo socioeconómico, potenciación geopolítica, revalorización de saberes, producción de conocimiento y realización plena de los Estados Constitucionales. Cabe destacar que esta concepción no contempla únicamente a los países, sino también a los Pueblos, pues la integración real no podrá alcanzarse sin pluralismo, sin el conocimiento profundo de “el otro”9, de sus culturas y cosmovisiones.

América Latina atraviesa una etapa crucial de su historia, donde los procesos democráticos populares, liderados por ideas renovadoras y movimientos sociales, reconocen la necesidad impostergable de integración y fomento de la conciencia colectiva.

Por ello, hoy más que nunca se hace necesario eliminar aquellas barreras intersubjetivas que proponen las fronteras geográficas, tomando conciencia de que los latinoamericanos tenemos una historia común, cuya riqueza cultural nos une desde siempre.

Es así que la UASB apunta a un proceso de integración regional que debe estar acompañada por espacios de reflexión, construcción teórica y producción académica, que permitan la toma de decisiones adecuadas a los Estados, para ello, desde este organismo académico de la Comunidad Andina se realizan esfuerzos que contribuyen a los grandes propósitos de la integración y la complementariedad de los pueblos.

7 El escritor Karl Deutsch (1968:159) define integración política como: “la integración de unidades políticas que modifican sus acciones para complementarlas con las acciones de los demás.”
8 En sentido de superar la perspectiva unicamente comercial, incorporando otras variables sociales, políticas, comunitarias, complementarias, etc.
9 Los conceptos del otro y de la otredad son instrumentos centrales que permiten delimitar un espacio de resistencia, pues el espacio de la otredad es aquel al que se le ha negado el poder de la representación. Belasteguigoitia Marisa. (2001). Instituto de Estudios Latinoamericanos. Freie Universitat Berlín.