La UASB aportando al desarrollo

“El subdesarrollo no es una etapa en el camino del desarrollo, es el resultado histórico del desarrollo ajeno, una historia que para América Latina tiene cinco siglos de edad” (Eduardo Galeano)

En la medida que evolucionó la percepción de la dimensión local y regional del desarrollo, se planteó también una revaloración del rol que tienen las universidades en este proceso, considerándolas como actores fundamentales para el avance de las sociedades.

Es así que la relación que guardan las universidades con el desarrollo ha sido motivo de amplios debates, estudios e interpretaciones, pues a la par de las nuevas concepciones y corrientes del desarrollo, el enfoque sobre el rol de las instituciones universitarias también fue evolucionando. 10

Para la UASB, la educación posgradual enfocada hacia el desarrollo, debe ser entendida como un compromiso para mejorar las sociedades y el bienestar común de los habitantes; por lo tanto, no debe limitarse a generar conocimientos disciplinares, habilidades y capacidades, sino también aportar decididamente a los sistemas económicos, sociales, culturales, medioambientales y de valores.

En este propósito, es necesario preparar profesionales que sean capaces de utilizar sus conocimientos, no sólo en un contexto científico o tecnológico, sino aplicarlos atendiendo las demandas sociales, bajo una perspectiva holística y responsable con el entorno natural del que formamos parte los seres humanos.

Esta visión educativa, consustanciada con las necesidades sociales y respetuosa del medio ambiente, parte de una política institucional que responde a los cambios sociales y las exigencias de los procesos de transformación de la región, evitando así la producción de conocimiento acrítico y descontextualizado con las realidades emergentes, que fue propio de la racionalidad instrumental de paradigmas y teorías ampliamente superadas.

En este contexto, la UASB implementa programas posgraduales y acciones encaminadas a responder a las nuevas necesidades socioeconómicas y medioambientales, planteándose como meta, la incidencia en el desarrollo endógeno de los Estados y Pueblos latinoamericanos, además de poner al servicio de la humanidad los conocimientos y saberes generados en esta parte del continente.

10 Martínez María E. (2013). El papel de la universidad en el desarrollo. Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO). México, Puebla.